馃 Periodistas con DESbalance Patrimonial / Signos exteriores de riqueza 馃

Muchos 芦periodistas禄 llenan los medios locales, utilizan sus espacios de prensa escrita, radial o televisiva para lavar el lodo de la corrupci贸n. Para ellas, ellos, no aplica el Desbalance Patrimonial o Signos Exteriores de Riqueza. Ofician de lobistas o cancilleres de la corrupci贸n. Detr谩s, casi siempre, el hilo conductor del narcotr谩fico.
Un caso reciente, nos remite al rol de aquellos 芦periodistas禄 que se alquilan o se venden. Vladimiro M. bien dec铆a: 芦todos tienen su precio禄, 芦Nadie se resiste a un ca帽onazo de d贸lares禄.


Mauricio Fernandini y el precipicio de la corrupci贸n

Se dice que la corrupci贸n es un c谩ncer. Pero el c谩ncer es una desventura que nadie elige, y adem谩s no se contagia. La corrupci贸n, en cambio, es una decisi贸n altamente contagiosa.

Los聽que lo conocemos no dudar铆amos en decir prontamente que Mauricio Ferdandini es un caballero. Educado, elegante y sol铆cito, siempre dispuesto聽a ejercer la gentileza como una聽fortaleza antes que una debilidad.

Por lo mismo, los que lo conocemos 鈥 y los que no, pero han crecido vi茅ndolo desde la pantalla- no nos explicamos como arriesg贸, si no es que arruin贸 ya definitivamente, una reputaci贸n impecable en una p茅sima e innecesaria decisi贸n. Las determinaciones incorrectas est谩n hechas del material del que est谩 hecho el arrepentimiento. Luego de eso no hay vuelta en U.

Solo un hip贸crita en su justo derecho al moderno postureo digital dir铆a que nunca ha conocido la miop铆a moral que deslumbra y tienta. Aquella que vive del insaciable deseo humano de poseer cosas. Todas las que sean posibles. No morir茅 sola, tengo preparada una tumba profunda y grande para m铆 y mis monta帽as de cosas,聽cantaba聽Tracy Chapman cuando no ten铆a nada.

El inter茅s privado, cuando ocioso y fofo, busca el atajo. El camino empinado es para bomberos y cojudos, que no son lo mismo. Aqu铆 entra a tallar la disonancia cognitiva que normaliza y justifica la falta de escr煤pulos como una manera leg铆tima de alcanzar ese vac铆o. A veces se le llama 茅xito, otras, desesperaci贸n.

Se dice que la聽corrupci贸n聽es un c谩ncer. Pero el c谩ncer es una desventura que nadie elige, y adem谩s no se contagia.聽La corrupci贸n, en cambio, es una decisi贸n altamente contagiosa.聽Un entorno corrupto donde todos hacen lo que supuestamente no deber铆an hacer, estimula el esp铆ritu de manada.聽En la pol铆tica lo tienen sistematizado:聽el que no tranza, no avanza.

La met谩stasis del todo vale goza de excelente salud en un pa铆s viciado desde la colonia. Y que en los tiempos modernos tiene a su 煤ltima media docena de presidentes acusados de lo propio en todas sus formas: soborno, malversaci贸n, fraude, favoritismo, puertas giratorias. Eso es lo que respiramos hace d茅cadas sin mascarillas.

Eso explica que hasta un聽expresidente con habilidades especiales,聽como el expresidente聽Pedro聽Castillo, demostrara agudeza聽al momento de聽dedicarse a la corruptela. Apenas聽con聽d铆as en Palacio聽de Gobierno ya estaba pensando en c贸mo llevarse los cubiertos. Pero, como era preferible a Keiko,聽su deshonestidad se disfraz贸 de tema cultural.聽Esa ya es otra corrupci贸n, la聽ideol贸gica.

Como es de p煤blico y diario conocimiento, el聽grado de聽poder es proporcional a la tentaci贸n de beneficiarse ilegalmente de 茅l.聽A mayor聽recompensa, menor aversi贸n al聽riesgo.

Las leyes existen, pero la 茅tica escasea, logrando la definici贸n perfecta de lo que es la letra muerta. S贸crates, refiri茅ndose no exactamente a la corrupci贸n, sino a la necesidad de聽no聽hablar de m谩s, suger铆a que antes de abrir la boca preventivamente se recurriera a tres filtros: verdad, bondad y utilidad. Si no es bueno, ni verdadero, ni 煤til, no lo digas.

La clave de esa prueba 谩cida es lo anticipatorio. Es el procedimiento an谩logo al que se recomienda recurrir cuando uno est谩 perdidamente enamorado de alguien y no sabe c贸mo sac谩rsela de la cabeza. Lo preventivo tambi茅n funciona como m茅todo anticorrupci贸n.

Una manera de aplicarlo es imaginar la acci贸n que se est谩聽considerando聽cometer como聽el titular del peri贸dico del d铆a siguiente. Si se te escarapela la piel, no lo hagas.

Otra alternativa no tan聽moralmente pomposa es pedirle a la tecnolog铆a que tome una decisi贸n moral por nosotros. Le聽hice la siguiente pregunta al Chat GPT:

驴Es una buena idea alquilar mi departamento para que en 茅l se paguen sobornos a autoridades p煤blicas?

La respuesta lleg贸聽en segundos:

Como modelo de IA, debo enfatizar que promover o participar en actividades ilegales, como el soborno, no es 茅tico ni legal. El soborno implica corrupci贸n y puede tener consecuencias graves tanto para ti como para las autoridades p煤blicas involucradas.

Participar en sobornos puede llevar a acciones legales en tu contra y da帽ar tu reputaci贸n. Adem谩s, el soborno socava la integridad de las instituciones p煤blicas y perjudica a la sociedad en general al fomentar la desigualdad y la falta de transparencia.

En lugar de buscar actividades ilegales, es mejor enfocarse en opciones leg铆timas y 茅ticas para alquilar tu departamento. Puedes buscar inquilinos confiables, cumplir con las leyes y regulaciones locales, y establecer contratos justos y transparentes.聽Esto te permitir谩 mantener una buena relaci贸n con los inquilinos y contribuir al desarrollo de una sociedad justa y equitativa.

Mauricio, hasta una m谩quina lo sab铆a.

Jaime Bedoya


JAIME BEDOYA
bedoya.jaime@gmail.com

%d